Tantra y el Dalai Lama

Texto escrito por Aumkar y publicado en www.tantra.com.mx en el año 2007

 En el año 1975, Tenzin Gyatso, más conocido como el XIV Dalai Lama, escribió el libro:  El budismo del Tíbet.  En aquellos años el Dalai Lama no era tan conocido mundialmente y tenía más tiempo para explicar en palabras simples la cosmogonía o visión tibetana del universo.  

Hago hoy  referencia a este libro para explicar los diferentes caminos hacia la iluminación o liberación de la existencia cíclica de acuerdo al budismo tibetano.. El Dalai Lama afirma en dicho libro que hay 3 caminos propuestos en el budismo tibetano para alcanzar dicho objetivo: Y uno de ellos es: El Tantra.

Vino a mi mente detallar estos caminos y por supuesto en especial el del tantra ya que continuamente soy cuestionado en el sentido si el tantra es una práctica hedonista disfrazada de espiritual.  Los practicantes de tantra no lo vemos de esa forma. El tantra es una práctica sanadora y de expansión que te permite liberarte de la rueda del sufrimiento a la que se conoce como samsara en el hinduismo o como skanda para los tibetanos.

No confundamos samsara con samskara. Los “samskaras” son las cicatrices emocionales que están solidificadas en tu mente y cuerpo.  A través de sus prácticas sensoriales, sensuales y sexuales el tantra te permite vivir la vida como un ser humano completo que siente placer y dolor.  Una de las grandes recompensas del tantra para un ser humano normal es desde luego el incrementar los momentos de placer, sin importar si son sensoriales o sexuales; pero no es su fin último.  Podríamos decir que el fin último del tantra es sanarte de los samskaras y liberarte del samsara.

El análisis de este texto nos lleva por otro camino de exploración que es la relación entre el Tantra y el  chamanismo. El chamanismo está ampliamente relacionado con el tantra más antiguo y que ha sido fielmente conservado por muchas prácticas hindúes y tibetanas.  

Para no malinterpretar lo escrito por el Dalai Lama, citaré textualmente varias partes del texto y a continuación explicaré los conceptos ocultos o velados en cada parte.  Deseo que este análisis despeje dudas sobre el fin ultimo del tantra.

Pero antes de entrar a la primer parte del texto seleccionado, entremos directo uno de los temas espirituales más importantes en la India y el Tíbet: la existencia cíclica o reencarnación. 

La reencarnación es un dogma de fe para dichas civilizaciones. Reencarnamos una y otra vez ya que hemos dejado cosas sin resolver en vidas pasadas. El objetivo de regresar al mundo a vivir una nueva vida es sanar dichas cosas no resueltas y además no dejar nada sin resolver en esta nueva vida.  Cuando morimos y no dejamos nada pendiente entonces se rompe dicha existencia cíclica y llegamos a la liberación o Nirvana . Este es el texto sobre lo anterior tal y como está escrito por el Dalai Lama en su libro:

( los textos del libro están en cursivas y en color azul )

La liberación.

La existencia cíclica significa cautiverio o sujeción y la liberación indica la soltura de esta traba. Las causas de la existencia cíclica son las acciones contaminadas y las aflicciones. Si se eliminan las raíces de las aflicciones y no se “acumulan” nuevas acciones, quedan eliminadas las causas de la existencia cíclica, porque no hay aflicciones que activen las predisposiciones de acciones contaminadas persistentes de tiempos pasados. Por tanto, hay liberación del cautiverio.  pp 29, 30

Nota: Entendido ahora, que el objetivo es la liberación, el budismo tibetano propone tres caminos o tres ”yanas”  para alcanzarla: el Hinayana, El Mahayana y el Tantrayana.  A continuación la descripción del Dalai de los 3 caminos y más notas a modo de comentario.

El Hinayana.

El hinayana es un camino que sirve como método para lograr la mera liberación de la existencia cíclica en beneficio propio. Sobre esta base el practicante cultiva una concentración tranquila llamada samatha y visión especial interior llamada vipasyana, que se dirigen hacia el vacío y con eso arrancan las aflicciones juntamente con sus semillas de forma que no pueden volver a desarrollarse. Así alcanza la liberación. Página 31

Nota : El hinayana es el camino del monje asceta, anacoreta, mendicante o itinerante. Solo trabaja en su propia liberación.  Se esconde o aísla de todo contacto hasta alcanzar la liberación. Su trabajo propiamente es lo que conocemos como meditación. Busca a través de las técnicas de meditación samatha y vipasyana dejar su mente libre de pensamientos. En dicho proceso aparecen las aflicciones que puede ir sanando a través de la propia meditación. 

 El Mahayana.

El mahayanista busca ante todo la categoría del estado búdico, el nivana no inmanente, la suprema liberación, en beneficio de los demás. En síntesis la diferencia entre el hinayana y el mahayana esta en su motivación inicial.  página 32

Nota: En el camino mahayana el practicante busca en convertirse en un buda y con su conocimiento ayudar a liberar a los que le rodean. Está expresado en los monjes que fundan lugares de meditación y de conocimiento del budismo a los que se pueden acercar quienes lo deseen.  Las técnicas de meditación son similares a las del hinayana, lo que deriva en una pregunta que se hace el mismo autor en el libro:

Cuando los hinayanistas han logrado sus propósitos ( liberarse de la existencia cíclica ) ¿se quedan allí? ¿ O penetran en el Mahayana?

Definitivamente, se deciden por entrar en el Mahayana. Como su tipo de liberación no es el logro final, no quedan satisfechos con él, sino que buscan poco a poco el último, se adiestran en su camino y se convierten en Budas. ( o maestros de otros ) página 33

Nota: Llegamos al camino del tantra o tantrayana y la visión budista del mismo. No difiere en mucho del tantra hindú, Desmenuzaré en varios puntos a pie de página cada frase del Dalai.

El Tantrayana.

Este camino tiene 4 grupos de tantras. acción o kriya, operación o carya, el yoga y el yoga superior o anuttara yoga.

Dijimos antes que las distintas penalidades que experimentamos son consecuencia de las acciones contaminadas y de las aflicciones. Esencialmente los sufrimientos se producen porque no se ha sido capaz de dominar la mente. 1

En el yoga superior los métodos para dominarla son meditar sobre un objeto saludable, siempre que no se permita la formación de malos pensamientos, y además, junto con esto, concentrarse en puntos importantes del cuerpo. 2

Gracias a estos métodos, el camino del yoga superior es más breve que los demás, lo cual se debe a que la mente depende del cuerpo. 3   Se concentra uno en los distintos canales por lo que fluye principalmente la sangre, el semen o simplemente las corrientes de energía ( viento ).4   Entonces como las corrientes de energía hacen que la mente se mueva hacia los objetos, el yogui cambia estas corrientes y ya no queda nada que perturbe a la mente. La cual no se agita ni se dirige  a otros objetos., Estos son los métodos que se emplean en el yoga superior. 5 páginas  33, 34

Notas: 

  1. Las acciones contaminadas para un practicante de tantra sería por ejemplo: hacer el amor con culpa o con distracciones, en otras palabras fantasear con situaciones sexuales y no estar en el presente con la pareja. Las aflicciones serían los apegos a personas, creencias, educación recibida, etc.  Algo no escrito en el libro pero importante de saber es que el anuttara yoga indica que el practicante debe de visualizarse como una deidad o divinidad dentro de un mandala antes de iniciar su práctica.  Ahora algo muy importante, los monjes tibetanos son ascetas, entonces su práctica “amorosa” ocurre dentro de sus visualizaciones con una deidad femenina con la que hacen el amor en un universo alterno al que se transportan en su meditación. Por su parte el tántrika toma literalmente las instrucciones de los libros sagrados y las lleva a cabo en su vida diaria.  
  1. Meditar sobre un objeto saludable puede ser meditar sobre tu pareja,  sobre su divinidad y sobre el ser totalmente limpio que habita dentro de ella a pesar de sus aflicciones y acciones contaminadas. La concentración en diferentes puntos del cuerpo se da cuando en conjunto con tu pareja . Meditas o visualizas en diferentes regiones, chakras puntos del cuerpo diferentes objetos, formas geométricas, luces o llamas.  Ahora, meditar significa poder poner toda tu atención en una sola cosa y permanecer en ella el mayor tiempo posible. No significa otra cosa diferente, esotérica o elevada. Todos tenemos esa capacidad de poder poner todo nuestro esfuerzo mental y corporal en un solo objeto; eso es meditar.
     
  1. Continuamente se menciona en los textos hindúes y tibetanos que el tantra es el camino más rápido o directo hacia la liberación. Aquí el Dalai lo enfatiza. La anotación de que la mente depende del cuerpo es trascendental en este punto. Al usar tu cuerpo, los sentidos y las sensaciones como ayuda en este camino, la mente no tiene otra alternativa que seguir al cuerpo. El cuerpo es un instrumento enorme que es capaz de traer a la mente hacia él. Esto es lo que hace a este camino el más breve. 
     
  1. Se le da especial énfasis a las corrientes de sangre y semen. Los vientos en la fisiología budista son las corrientes de energía que hacen que el cuerpo se mueva externa e internamente, el movimiento muscular, la linfa, las excreciones, la misma respiración, etc.  Los vientos también están relacionados con los cinco sentidos y con el llamado sexto sentido por los budistas: la apreciación personal de las sensaciones a través de los cinco sentidos. 
     
  1. El yogui aprende a controlar las corrientes de energía y con ello domina a la mente.  Controlar la sangre no es tan difícil al principio; es aprender a relajarse para que ritmo cardíaco vaya bajando. Los yoguis tibetanos pueden llegar a menos de 20 latidos cardíacos por minuto. Controles de la sangre más complejos son los que han desarrollado para sentarse desnudos a temperaturas bajo cero y secar una toalla mojada con su cuerpo dirigiendo el flujo sanguíneo a voluntad. Lo que nos llama profundamente la atención es cuando se habla específicamente del semen. Los monjes tibetanos tiene la fama de poder retraer el semen a voluntad; en otras palabras pueden eyacular y reabsorber la eyaculación incluso ya mezclada con las secreciones de la vagina de una mujer.

Nota Adicional: Cuenta una leyenda que el XII Dalai Lama cuando era joven tuvo muchas mujeres y en algún momento comenzó a ser criticado por sus seguidores por sus inclinaciones hacia el sexo opuesto. Cuando se enteró salió al patio del monasterio y demostró ante el público presente como podía absorber a través del pene de un tazón los líquidos mezclados con los de una mujer producto de sus “debilidades”  Sus súbditos reconocieron su poder de manejo de energía y le pidieron que era suficiente con que les explicara de lo que era capaz sin tener que demostrarlo.

Continuemos con la última parte del texto:

Como esta destreza sólo se adquiere por medio de la práctica interna, en que intervienen los canales y las corrientes de energía, y no en virtud de factores externos, la mente debe tener una gran  capacidad para persistir en su objeto. 6 Con el fin de adquirir esta capacidad, y por otras razones también, los textos enseñan a meditar sobre el cuerpo de una deidad, y sobre otros puntos por el estilo. Las numerosas imágenes de divinidades que hay en los tantras no son creaciones arbitrarias, sino medios para purificar los agregados mentales y físicos impuros (skandha ), los tipos (dhatu), y las fuentes (ayatana). Además, los aspectos pacíficos e iracundos, los números de las caras y de las manos, el número de las figuras principales y secundarias, etc., se deben a diferencias existentes en las disposiciones y facultades de los estudiantes.8 Página 34

 

6.      En las tradiciones budistas, un principio básico es comprender las enseñanzas del maestro, pero no apegarse a él. El estudiante debe tener la voluntad propia para adquirir las destrezas basadoen las enseñanzas recibidas en forma oral o escrita

7.      Los tibetanos meditan sobre el cuerpo de una deidad como por ejemplo Vajrayogini (imagen a la derecha). Ella se caracteriza por ser una mujer completamente iluminada, salvaje,  fiera y energética. Contiene el sabio lado de la budeidad y como la principal deidad del anuttara yoga es la guía compasiva e inspiradora que lleva al que medita en ella hacia la iluminación.  Se le representa también haciendo el amor con Chakrasamvara ( imagen más abajo ). Al meditar sobre una deidad el monje se visualiza encarnado en Chakrasamvara en donde Vajrayogini se convierte en su esposa. Cuando está sola se le representa como una mujer joven, desnuda y de pie en una postura de deseo. Su cuerpo está rodeado por el llamado fuego yóguico.  Cuando se le representa en pareja, siempre ella está en la parte activa de la unión sexual. El practicante se convierte en consciencia pura y permite que la energía femenina lo lleve a conocer la iluminación. Para el practicante de tantra laico y que se permite tener una pareja, el proceso es similar. El hombre se encarna en una deidad al igual que su pareja y se atreven a explorar los mundos tántricos sin apegos ni restricciones.

8.      En los tantras hay cientos de deidades. Cada una tiene un propósito específico. Como se menciona en el texto hay deidades pacíficas o iracundas, las hay temibles o tiernas, sabias o artistas. Se escogen de acuerdo a lo que el practicante deseas obtener. Muchas de ellas representan lo que Carl Jung llamó arquetipos universales, idea que en gran parte fue alimentada por el tantra.

En el caso de los caminos para el hombre y mujer comunes como tu y yo, se nos invita a vivir el tantra al inicio por medio de la encarnación de Kali para la mujer. Al encarnarse en esta temible deidad, la mujer aprende a romper con sus limitaciones  a tomar control total de sus deseos y necesidades y a dar y darse placer infinito. Una vez que tiene el control de su persona, la mujer puede aspirar  a la vida plena y a romper con la existencia cíclica.


 Varjayogini y Chakrasamvara