Respirando en el amor

Dentro de las pláticas a sus discípulos, Osho disertó sobre el tema del amor. Posteriormente el mismo Osho pidió que fuera eliminado de las recopilaciones de sus conversaciones.  Sin embargo algún discípulo la conservó y posteriormente la difundió. La razón por la cual Osho no quería que dicho texto se divulgara es desconocida; hay quienes afirman que lo hizo a propósito para que esta disertación fuera muy especial.  Aquí te la comparto: 

Respirando en el amor *

El amor es siempre nuevo. Nunca envejece pues no es acumulativo ni acaparador. No sabe del pasado, siempre es fresco, tan fresco como gotas de rocío. Se vive momento a momento, es atómico. No tiene continuidad, no sabe de tradiciones. A cada momento muere y a cada momento renace. Es como la respiración: inhalas, exhalas; nuevamente inhalas y exhalas. No acaparas nada adentro.

Si acaparas el aliento, morirás pues el aliento se vuelve añejo. Perderá su vitalidad, la calidad de vida. Así es también con el amor.  El amor es como el aliento; se renueva a cada momento a sí mismo. Cuando alguien se queda atascado en el amor y deja de respirar, la vida pierde significado y justamente eso es lo que le pasa a la gente.

¡La mente es tan dominante que incluso influye en el corazón y hasta hace que el corazón se convierta en posesivo! El corazón no sabe de posesividad pero la mente lo contamina, lo envenena.

Así que aprende esto: ¡Enamórate de la existencia! Deja que el amor sea como respirar - inhala, exhala -  pero deja que sea solamente amor que entra y sale. En cada respiración tienes que crear la magia del amor. Haz de este acto una meditación: cuando exhales, simplemente siente que estás decantando tu amor a la existencia, cuando inhales, la existencia se decanta hacia ti. Y pronto verás que la calidad de tu respiración va cambiando y con el tiempo se convierte en algo totalmente diferente a lo que habías conocido.

Por eso en la India a la respiración se le llama "prana", vida, y no solamente respiración. No es solamente oxígeno, es algo más, está más adentro, es la vida misma en persona.

*La puerta abierta. Conversacion 13. eliminada a petición de Osho.

 

 

 


Previous page: Meditación fortalecedora
Pagina siguiente: En la cúspide del éxtasis