Lo que los hombres quieren

 

 

 

Las mujeres quieren muchas cosas de los hombres:

Amor, atención, detalles, caricias, palabras dulces, admiración, apoyo, deseo, cariño, empatía, etc., etc. 

Los hombres solamente desean tres cosas de las mujeres:

Lealtad, Fidelidad y Sexo 


Lealtad 

El hombre por naturaleza es emprendedor. Cuando inicia un proyecto requiere del apoyo, de la lealtad de su pareja. Si el proyecto falla y el hombre inicia un proyecto nuevo, la mujer tiene que mostrar lealtad a esta capacidad emprendedora del hombre. Pero si la mujer le dice: otra vez con tus grandes ideas... el hombre se sentirá disminuido. Seguramente seguirá adelante con su proyecto, pero la falta de apoyo de su pareja lejos de alejarlo del proyecto lo hará trabajar con más fuerza en el mismo. Esto no quiere decir que el proyecto llegue a ser exitoso, pues al cerrarse a las opiniones de su pareja, perderá la objetividad y será más fácil que el proyecto fracase.  

Los proyectos de los hombres, no necesariamente tienen que ser de negocios. Puede ser desde armar un rompecabezas de 3 mil piezas, hasta aprender a saltar de paracaídas.  

Receta para la mujer: Pon atención en cada proyecto de tu pareja y apóyalo; busca la manera de hacerle ver donde puede fallar, pero no critiques su iniciativa, pues no hay hombre más mediocre que el que carece de proyectos. 

TIP: ¿ Y las mujeres que no tienen pareja ?  Una gran manera de conocer a su hombre ideal, es interesarse en los proyectos o hobbies de los hombres y apoyarlos incondicionalmente.  Los proyectos conjuntos son piezas muy importantes en una relación y pueden ser el sustento de una relación cuando se llega a la madurez. 


Fidelidad

Puede parece algo obvio que el hombre desee fidelidad de su pareja. Sin embargo va más allá de la simple  definición de la palabra.  Fidelidad y fe son palabras hermanas.  Fidelidad incluye tener fe en el hombre.  

Los hombres como grupo valoran que las mujeres les tenga fe y fidelidad. Los hombres llevan en su inconsciente colectivo proteger a la mujer. Los cazadores salían en grupos y dejaban a las mujeres en las aldeas. Las mujeres demostraban fe y fidelidad cuidando de la casa y de los hijos hasta el regreso de sus parejas. Era un costumbre  común en muchas civilizaciones  que las mujeres no se bañaran y arreglaran mientras el hombre estaba de cacería,  demostrando así fidelidad al hombre y fe en su regreso. Esta costumbre incluye a pueblos de Asia, América, Africa y Europa.  

La necesidad inconsciente de  fe y fidelidad sigue vigente en el hombre moderno. En el inconsciente colectivo de los hombres no es aceptable una mujer que pierde la fe y la fidelidad en su pareja y lo espeta abiertamente. 

Receta para la mujer: Expresa la fe y la fidelidad en tu pareja siempre. Nunca hables mal de él con otras personas, ni de sus proyectos ni de sus capacidades ni de sus defectos. Lealtad y fidelidad van de la mano.  


Sexo

 
También puede parecer obvio que el hombre desee sexo. Eso ya lo sabemos. Lo que no toman en cuenta las mujeres es que los hombres de vez en cuando quieren tener sexo sin obligaciones. Es decir poder disfrutar del sexo y poder llegar al orgasmo a su propio ritmo  ¿Suena  egoísta? No necesariamente; la mujer puede ver este acto como una forma de acercarse más a él.   

Receta para la mujer:   Si no tienes muchas ganas de hacer el amor y no quieres hacer un esfuerzo por llegar a un orgasmo no memorable, directamente dile:  - Está bien que hagamos el amor, pero no te preocupes por mi, no necesito un orgasmo hoy. Así que concéntrate en lo tuyo y yo disfrutaré viendo como disfrutas. Esta es una forma de amor supremo, similar a ser feliz por la felicidad de otro, un acto que en el yoga se le conoce como santosha.  

Otra solución es llevarlo al orgasmo por medio de caricias, sexo manual, sexo oral.  De la misma forma haz de este acto, una ocasión de entrega total al hombre. Verbigracia: Apaga la telelvisión y pon todos tus sentidos en este acto.  Él aprenderá a recompensarte con creces muy pronto.
 
Namasté
 
 
P. Aumkar